Entradas con la etiqueta ‘salesianos’

Mensaje dominical

2do DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO: Jn 1, 35-42

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dijo: Éste es el Cordero de Dios.

Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús les preguntó: ¿Qué buscáis?

Mensaje dominical

SAGRADA FAMILIA

EVANGELIO: Lc 2, 22-40

Cuando se cumplieron los días de la purificación, conforme a la ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor (como está escrito en la ley del Señor: Todo primogénito varón será consagrado al Señor), y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley del Señor: Un par de tórtolas o dos palominos.

Mensaje dominical

4to DOMINGO DE ADVIENTO

EVANGELIO: Lc 1, 26-38

A los seis meses, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: -«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú eres entre las mujeres.»

Mensaje dominical

3er DOMINGO DE ADVIENTO

EVANGELIO: Jn 1, 6-8.19-28

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.

Mensaje dominical

2do DOMINGO DE ADVIENTO

EVANGELIO: Mc 1, 1-8

Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Está escrito en el profeta Isaías: Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino.

Una voz grita en el desierto: Preparadle el camino al Señor, allanad sus senderos.

Mensaje domincal

32 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO: Mt 25, 1-13

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: El Reino de los Cielos se parecerá a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas.

Boletín Informativo Cuba Salesiana, Septiembre 2017

Boletín Informativo Cuba Salesiana, Septiembre 2017

Descargar PDF (1.6 MB)

Mensaje dominical

29 DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO: Mt 22, 15-21

En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: “Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?”

Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: “Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto.”

Le presentaron un denario. Él les preguntó: “¿De quién son esta cara y esta inscripción?”

Le respondieron: “Del César.”

Entonces les replicó: “Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

COMENTARIO: P. Manel Morancho, sdb

El evangelio de hoy presenta a los personajes y sus intenciones que son las de “cazar a Jesús con sus propias palabras”. Quienes así maquinan pertenecen a dos grupos de la época de Jesús: los fariseos y los partidarios de Herodes. Los primeros no rechazan abiertamente el poder imperial romano; los herodianos son fervientes partidarios de Roma. Por tanto quieren presentar a Jesús como alguien contrario a Roma y de esta forma obligar a los romanos a tomar medidas contra Jesús.

La forma de dirigirse a Jesús es cortés, y con ella buscan esconder su verdadera actitud. Le llaman “maestro” y alaban su valentía, que no se deja impresionar por las consecuencias que su enseñanza pudiera acarrearle. El contenido de la pregunta es la opinión de Jesús sobre el tributo al César.

Jesús no se deja engañar por la cortesía hipócrita de los que preguntan.

A pesar de esta evidente mala fe, Jesús no evita dar la respuesta.

Frente a frente serán comparadas dos imágenes: la imagen del César, que aparece en la moneda, y la imagen de Dios que es la persona humana.

La moneda tiene la imagen de su propietario. Negarse a pagar el tributo constituye un robo ya que significaría apropiarse de lo que es ajeno. Pero Jesús señala un segundo deber que puede definirse también como una restitución: “lo que es de Dios, a Dios”.

Fariseos y herodianos no sólo pretenden quedarse con el dinero del César sino también, como los viñadores homicidas, apropiarse del ser humano que lleva grabado en su misma naturaleza la imagen de Dios.

“Dad al César lo que es del César; y a Dios, lo que es de Dios”. Es una llamada a recuperar la verdadera imagen de Dios en el ser humano.

Jesús se escapa de la trampa con habilidad y astucia a la vez que deja una invitación a la coherencia.

“Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios” comporta una llamada a hacer lo que es correcto en todo momento. El seguidor de Jesús está llamado a vivir con profundas convicciones cívicas haciendo realidad el plan de Dios en su vida.

Dice una leyenda popular que en un cuartel militar, en medio del patio, había un banco de madera. Junto a él un soldado hacía guardia día y noche. Nadie sabía por qué se hacía la guardia, pero se hacía. Día y noche y desde tiempos inmemoriales todos los oficiales transmitían la orden y los soldados obedecían. Nadie nunca dudó y nadie nunca preguntó: la tradición es sagrada y no se cuestiona ni se ataca. Si se hacía así y siempre se había hecho, por algo sería.

Hasta que alguien, un general o coronel curioso, quiso saber la orden original. Tuvo que mirar muchos archivos y después de un tiempo supo que: hacía 31 años, 2 meses y 4 días que un oficial había mandado montar guardia al lado del banco, que estaba recién pintado, para que a nadie se le ocurriera sentarse.

Preguntémonos: ¿Por qué hacemos las cosas?

Jesús es valiente y hace lo que debe hacer y no lo que se ha hecho siempre y pretenden los fariseos y herodianos.

Jesús no establece divisiones ni competencias entre el César y Dios. Lo que importa es la fidelidad a Dios. La respuesta de Jesús nos plantea hoy un grave problema: ¿damos a Dios todo lo que es de Dios?

Pedimos a Dios coherencia, fidelidad y valentía para dar testimonio del evangelio y de la persona de Jesús. Que Él nos dé su gracia para llevarlo a término.

Recordado al Venerable padre José Vandor en el 38 aniversario de su muerte

Santa Clara, 8 de octubre.- En la parroquia Nuestra Señora del Carmen, la misma que acogió al padre Vandor a su llegada en 1954, se recordó al Venerable en el 38 aniversario de su muerte.

Mensaje dominical

28 DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

EVANGELIO: Mt 22, 1-14

En aquel tiempo, Jesús les volvió a hablar en parábolas, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo; y envió a sus siervos a llamar a los convidados a la boda; mas éstos no quisieron venir.