Manel Morancho Peris, SDB, semblanza de Don Bosco en nuestra tierra.

Callado y sonriente, así ha llegado a los cubanos. Al conocerlo, muchos le preguntan si es pariente cercano del famoso técnico de la selección española de football, y él contesta: “Pues, no”, y las risas siempre invaden el lugar. Estas páginas nos acercan a una vida sencilla, grandes sueños, una historia…

Nací el 1 de diciembre de 1950, en Montañana (Huesca), España. Queda al pie de los Pirineos y cerquita de Francia.

¿La familia?

Mi familia vivía en una casa de campo (masía Castany), con muchas tierras de cultivo y mucho ganado; allí nací. Era un ambiente de mucho trabajo. En la casa vivía el abuelo, mis padres, tíos (hermanos de mi papá) y mis otros tres hermanos. Yo soy el mayor de los cuatro. Nosotros íbamos a la escuela del pueblo que distaba entre dos y tres kilómetros. A los 13 ó 14 años me mandaron a estudiar Bachillerato a un colegio salesiano a 30 kilómetros de casa, en la ciudad de Tremp y allí estuve interno dos años. Después al Seminario Salesiano de Girona, a más de 300 kilómetros. Una vida dura, pero un ambiente muy bueno, agradable, muy familiar, de mucha cordialidad.

¿Por qué salesiano?

En casa se vivía la fe con mucha profundidad, cada uno a su manera, sin grandes teorías y con mucho realismo. Todos los domingos íbamos a misa. El sacerdote del pueblo era una persona muy seria y exigente, y la verdad, que se nos hacía un poco lejana. No había demasiada confianza. Esta es la gran diferencia que encontré cuando conocí a los salesianos por primera vez en el año 1965.
En los dos primeros años de Bachillerato, descubrí mi vocación. Los salesianos eran muy diferentes del cura de mi pueblo. Entonces les manifesté que a mí me gustaría dedicarme a los demás como hacían ellos. Me enviaron a Girona, en el seminario salesiano donde, durante cuatro años fui descubriendo mi vocación. Y en 1972 empecé el noviciado en Valencia.

¡Ya salesiano!

El 16 de agosto de 1973, hice mi primera profesión como salesiano. Después vinieron los estudios de COU, Filosofía, prácticas por las Casas, Ingeniería Técnica en la Universidad de Barcelona y Teología. El día 6 de junio de 1982 me ordené de sacerdote en Barcelona.
A partir de este momento, a trabajar al 100% en diferentes casas salesianas de Barcelona y alrededores (Sant Vicenç dels Horts, Terrassa, Rocafort y Badalona), de Jefe de Estudios en escuelas técnicas de formación profesional y Coordinador de Pastoral, dando clases de Tecnología, Taller, Dibujo Técnico, Física y Química, Matemáticas, Religión; y a la vez como sacerdote, en las Eucaristías de la mismas escuelas o en diferentes parroquias de estas localidades. Un trabajo inmenso, intenso y muy bonito, con la posibilidad de conocer a muchos jóvenes, familias y profesores de los que me he enriquecido muchísimo.

Misionero

Tuve dos experiencias muy bonitas de voluntariado con jóvenes de Barcelona en los veranos 2006 y 2011 en Bolivia y Ecuador, respectivamente. Allí descubrí mi vocación misionera. Así que el día 13 de octubre de 2012, me presenté en Cuba y aquí estoy, porque he venido. Dos años largos muy bonitos, muy ricos, muy enriquecedores en Santa Clara y La Habana.

Personalidades que más han influido en su vida

En primer lugar mis padres y la familia en general, Jesús, Madre Teresa de Calcuta, Don Bosco y los muchos salesianos que he conocido y me han ayudado.

Los mejores recuerdos, hasta el momento, porque en Cuba tendrá muchos más…

Los veranos educativos en Badalona (Barcelona) con una gran cantidad de jóvenes voluntarios, adolescentes, niños y niñas, donde se lo pasaban muy bien en un ambiente sano, alegre y muy educativo. Los dos veranos de voluntariado en Bolivia y Ecuador, donde descubres otra realidad muy diferente de lo que se vive en Barcelona, con unas necesidades y carencias que te hacen pensar y cambiar de mentalidad.

Tiempos difíciles…

Los momentos más difíciles han sido como profesor, intentando motivar y ayudar a muchos adolescentes y jóvenes a estudiar. Ellos no querían estudiar, pero la enseñanza era obligatoria, por tanto se trataba de enseñar al que no quiere aprender. ¿Cómo lo haces? Complicado y duro. Había que engañarles de alguna manera. “¡Oh, profe!”, me decían, y yo les contestaba: “La vida es dura y dura toda la vida, así que… ¡Ánimo!”

Por último, algo a los jóvenes

La vida vale la pena cuando la das en plenitud, cuando no te reservas nada para ti. Lo que das, siempre te revierte al máximo, más de lo que esperas y te mereces.

Pasión: Los adolescentes y jóvenes, entre ellos me encuentro muy bien acompañándoles, intentando que sean cada día mejores personas.
Anhelo: Crear un ambiente bueno y positivo donde me muevo, procurando que las personas mayores demos un buen ejemplo, porque un buen ambiente, de “buen rollo” como se suele decir, eso vale más que mil palabras.
Máxima preferida: “Haz el bien y no mires a quién.”
La felicidad: Estado de la persona en el que viene como fruto de encontrarse bien con uno mismo, con los demás y con Dios. Un estado de vida positivo, optimista, alegre, y que se nota a la legua.
La infelicidad: Mal “rollo”, falta de sentido en tu vida, lejos de Dios y de los demás.
Valor que más aprecia: Sinceridad, verdad, discreción, silencio, humildad.
Frase bíblica preferida: “El espíritu del Señor está sobre mí, ya que Él me ha ungido para llevar la Buena Noticia a los pobres.” (Lc 4, 18).
Ocupación predilecta: Trabajar con los adolescentes y jóvenes, a través de grupos, salidas, tiempo libre, celebraciones, convivencias y trato personal con ellos.
Consejo para la vida: Nunca, en ningún momento des nada por perdido; en la vida, pase lo que pase, hay que seguir adelante, ya que cuando uno se cae, lo normal es levantarse y seguir. En España ante situaciones fatales decimos: “Más se perdió en Cuba y venían cantando”.

Etiquetas: , ,

2 comentarios para “Manel Morancho Peris, SDB, semblanza de Don Bosco en nuestra tierra.”

  1. Manuel Pedrosa Pérez dice:

    Yo también estudié en Tremp, pero externo, luego estudié en el seminario de Gerona. Ahora vivo en Málaga

  2. jose dice:

    En el 49 nací yo.
    En Monesma de san Juan ( Huesca).
    Yo estuve en Gerona.
    Noviciado en Arbos del Penedes. Filosofia en Sentmenat.
    De maestro en La Roca de Cardedeu. Ripoll y Tremp.
    Luego mi vida continuo fuera, que no lejos, de los salesianos.Igual
    estuvimos juntos en Gerona?.
    Saludos.

Deja un comentario