AVANZANDO JUNTOS HACIA…

Cuando iniciamos un camino con frecuencia nos quedan ciertos interrogantes: ¿Llegaremos bien? ¿Cómo nos acogerán? ¿Podremos aclimatarnos a las nuevas circunstancias? ¿Qué será de la familia que dejamos atrás? ¿Conseguiremos los objetivos propuestos?… Todo ello es normal y forma parte de nuestra búsqueda de otras realidades que queremos alcanzar. La persona que se queda en su “conservadurismo” tiende a tener el mismo rostro y corazón y llega a morir de inanición creativa.

Como Familia  Salesiana hemos iniciado, 16 de Agosto de 2014, el último año de preparación al Bicentenario del Nacimiento de D. Bosco (1815-2015). Desde todos los ámbitos de la Congregación Salesiana se está expresando ciertas convicciones educativas como son la confianza en el otro y en las posibilidades que  todos tenemos para seguir creciendo como personas, y no sólo en lo físico (eso ya se encarga la propia naturaleza humana), sino en todas las dimensiones de esta gran orquesta sinfónica que somos las personas. Asimismo , la vida nos va enseñando que si apartamos a Dios de nuestra existencia personal y social es muy difícil, casi imposible, que se eduque y que se dé una verdadera justicia entre los pueblos.

Siguiendo esta línea de pensamiento, en nuestra querida nación cubana, queremos seguir formando parte de esta gran Familia Salesiana que en los más variados escenarios mundiales: selva, marismas, grandes urbes, zonas montañosas y esteparias, ambiente rural.., sigue creyendo en los jóvenes y en sus posibilidades de cambio. Por eso, todos los veranos, la Pastoral Juvenil Salesiana en Cuba va realizando diversos encuentros de calidad humana y cristiana para los destinatarios de nuestra labor como son los niños (veranos educativos), adolescentes, juveniles y jóvenes.

Seguimos creyendo en los sueños del gran SOÑADOR. Sólo los intrépidos y  apasionados por Dios llegan al final del camino. No importa que muchas veces nos  tomen por “locos”; lo somos, pero locos de Dios y de los jóvenes.

La vida se nos da para donarla; D. Bosco nos da ejemplo de ello. Como Familia Salesiana nos felicitamos por tener como referencia a nuestro querido D. Bosco.

Feliz inicio de sus 200 años.

Con el aprecio de siempre

Miguel Ángel Fernández, sdb

Deja un comentario