Jóvenes salesianos cubanos comparten la alegría de la fe

visita-a-asilo-de-anciano

Cuba. – La ciudad de Santiago de Cuba con un invariable marcador de 39ºC de temperatura acogió del 4 al 11 de agosto a casi 100 jóvenes salesianos de las cinco Obras animadas por los hijos e hijas de Don Bosco en la Isla de Cuba. Por primera vez participaron en esta experiencia un grupo de Manzanillo animado por las Hijas de María Auxiliadora.
La Pastoral Juvenil Salesiana convocó a esta Convivencia Nacional bajo el lema “Ven y comparte la alegría de la fe”, proponiéndole a los muchachos una experiencia que incluyó servicio social, deporte, peregrinación, arte y paseo; con la finalidad de descubrir la fe como experiencia personal, siendo discípulo de Cristo en la caridad y en la alegría.

La primera jornada, animada por el salesiano español Luis, de la Inspectoría De León, se dedicó al estudio del Mensaje que el Rector Mayor, don Pascual Chávez Villanueva, dirigió a los jóvenes con ocasión de la fiesta de Don Bosco, el 31 de enero de 2013 y lleva el título significativo de “Id y testimoniad la alegría de la fe”, donde el noveno Sucesor de Don Bosco llama a los jóvenes a ser testigos y portadores del Evangelio de Jesús, “el evangelio de la alegría”.

Los días restantes fueron de mucha actividad. Los jóvenes santiagueros nos animaron a visitar asilos y hospitales de niños, discapacitados, ancianos, enfermos y abandonados donde se confrontó el dolor y la tristeza frente a la dignidad humana. Entre el miércoles y jueves se realizó el I Campeonato Juvenil Salesiano, animado por los jóvenes de Santa Clara, donde se topó en voleibol masculino y femenino, futbol y kickinbol con el objetivo de favorecer la práctica sana del deporte, promoviendo la amistad y la convivencia en los valores evangélicos del amor, el perdón, el respeto, la humildad y el esfuerzo común. El viernes desde las 4 de la mañana se peregrinó hacia el Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad en el poblado del Cobre, guiados por los camagüeyanos. A los pies de la Madre y Patrona de Cuba se realizó la Eucaristía conclusiva. El sábado se reservó para un paseo al balneario Guardalavaca, en la vecina provincia de Holguín, una de las playas más atractivas de Cuba.

Misas, momentos fraternos, proyección de películas e iniciativas; completaron el programa que resultó gratificante para los jóvenes, animadores y asesores. Las palmas para la Casa de Santiago de Cuba que nos acogió, la presencia de las Hijas de María Auxiliadora y el grupo de manzanilleros, el acompañamiento de los salesianos sacerdotes y un hermano coadjutor, la cercanía de Santi y la Casa de la juventud de Alleste, en España; y el cariño apasionado del padre Bruno Roccaro. Sin dudas, una experiencia que vale la pena para renovar el compromiso cristiano de los jóvenes en sus comunidades y reafirmar el peculiar espíritu carismático de la Familia Salesiana.

Alejandro Satorre Morales

Etiquetas: , ,

Deja un comentario