Un verano para aprender

Verano educativo

Santiago de Cuba.- Entre el 4 al 18 de julio en la parroquia de María Auxiliadora se realizó el esperado Verano Educativo para todos los niños de la catequesis como de toda la zona parroquial y sus alrededores.

Este verano que lleva por título “El misterio de José”, tuvo como objetivo principal incúlcales a los niños la necesidad e importancia de las diferentes obras de la misericordia para el desarrollo humano y de la sociedad. El tema giró a través de una pequeña representación teatral sobre la vida de José de Egipto, que de forma humorística y alegre, le trasmitía un mensaje de misericordia cada día.

No pudieron faltar los diferentes talleres para que los pequeños desarrollen sus habilidades, tales como: manualidades, pintura, peluquería y moda, danza, historia y cultura de la iglesia, inglés, computación, masaje, cocina, volibol, fútbol y el de jardín infantil para los más pequeños. Todo esto fue posible gracias al trabajo de los adolescentes, juveniles y jóvenes, además de tres voluntarias, dos de ellas de España y una de Alemania, que brindaron sus servicios para que este hermoso proyecto se llevara a cabo. Para cerrar estos días de alegría y alboroto, el día 18 se realizó una gran gala cultural donde cada taller presentó lo aprendido en estos días.

Un verano lleno de trabajo y amor donde los niños y animadores aprendieron la importancia de los valores morales y humanos, para en un futuro ser mejores cristianos y lograr una mejor sociedad donde reine el amor de Dios y su inmensa misericordia.

Por Rubén Estévez Pérez

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario