#salesnauta

7mo día, Floreciila de Mayo

Flor: Azucena
Virtud: Pureza
La florecilla del mes nos propone hoy una hermosísima flor, que por el cuidado que requiere su cultivo, no es demasiado fácil de obtener y es la azucena.
La flor de la azucena pertenece a la familia de los lirios y su nombre científico es Lilium Candidum que significa “flor muy blanca”; y el color blanco ya sabes lo que simboliza: la pureza y la inocencia, siendo éste también el significado de la flor de la azucena, además de
estar íntimamente relacionado con el corazón y el amor, por eso esta flor se utiliza mucho en los ramos de novia, así como en los bautizos, donde la flor representa la inocencia del bebé. En Estados Unidos es la flor que representa la resurrección de Jesús y con ellas se
repletan los altares en la Vigilia Pascual y el Domingo de Resurrección.
Según la biblia la azucena simboliza la virginidad de la Virgen María, elegida por el Señor para ser la madre de Cristo.. ¿Qué es la pureza? Para definirla muchas veces se ha insistido en lo negativo: es algo no tocado no manchado; para permanecer puro no hay que hacer tal cosa, etc. Pero así se ha olvidado lo más importante, su valor positivo. Tampoco se debe limitar la pureza al campo de lo sexual, porque es algo mucho mayor y amplio que eso.

Pureza es la transparencia nítida y plena de la huella de Dios en nosotros. Dios Padre, al crearnos puso en nuestro corazón una huella original. La pureza es reflejo de la belleza eterna, reflejo de la belleza de Dios.
Es una manera distinta de ver la vida: desde Dios y con los ojos de Dios. Y es una manera distinta de amar: como Dios ama, como la Virgen María ama. En lo sexual, es comprender y realizar la relación sexual como Dios lo ha querido desde siempre. En la vestimenta, es vestirse de modo de reflejar la imagen de Cristo o de la. Virgen.
La flor de la azucena llena todo el espacio que la rodea con su aroma, así debemos todos perfumar nuestro alrededor con nuestras acciones, que se conozca donde hay un joven cristiano. Lo mismo que es muy delicado y difícil el cultivo de la azucena así también es delicada y difícil la practica de la virtud de la pureza, pero es posible.
Pidámosle a la Virgen que nos ayude a ser puros de pensamientos, palabras y obras durante toda nuestra vida. Los dejo con el pensamiento del Padre Vandor
Es la fragante azucena
El símbolo de pureza
María tuvo su alma llena
De esta virtud, que es belleza
¡Azucena de los cielos!
Te queremos imitar;
Ayuda nuestros anhelos
De la pureza ofrendar.
Que tengamos un santo y puro día.

Maria del Carmen Sarmiento, Salesiana Cooperadora

Etiquetas: , ,

Deja un comentario